Imanol Arias: “Para Ricardo Gómez soy su padre también en la vida real”

No quiere ser Antonio Alcántara. Imanol Arias se niega a encasillarse en este emblemático personaje al que ha dado vida en más de 300 capítulos de ‘Cuéntame cómo pasó’. 16 años, un día a semana. Toda una vida. Si le comentas que siempre se le recordará por ser el padre de la familia española más conocida, te dirá que eso “son bobadas”. “Si piensas que algo te encasilla es que no disfrutas, que estás enganchado, aburrido, y a mí no me gusta que me aburran ni me encasillen. El que se encasilla no es artista. El artista vive de la libertad”, se defiende.

El actor reniega de una de las premisas de la profesión: “Los actores no nos metemos en la piel del personaje, nos ponemos el papel encima”. Y aunque rechaza que el papel de Antonio pese a sus espaldas, admite que participar en la serie es una experiencia que “suma mucho” y que la pequeña pantalla se ha convertido en el lugar donde ha ido creciendo y envejeciendo, acumulando experiencia. “‘Cuéntame cómo pasó’ es una serie que lo ha ganado todo, que se premia porque no es la misma, porque no se agota, evoluciona. Si eso ayuda al cine, porque tienes nombre y cara, bienvenido sea”. Respecto a la relación con sus compañeros, se emociona al hablar de Ricardo Gómez: “Para él soy un padre también en la vida real. Es el motor de todo, y le he visto crecer, madurar y triunfar”.

Para Imanol Arias, trabajar en televisión es “el diario” y el cine, “el viaje, el paisaje, el encuentro, lo que me más me llena”. Confiesa que le gustaría dirigir, pero no le dan la oportunidad. “Llevo años intentando dirigir un capítulo de ‘Cuéntame cómo pasó’, pero nada, no me dejan”, concreta.

Sus próximo proyectos vagan entre la pequeña y la gran pantalla. Entre manos, un ambicioso proyecto televisivo del que no puede desvelar dato alguno. Eso sí, confía en que será especial. “Puede darse el momento en el que se diga de alguien que está encasillado, y entonces, protagonice las dos series más importantes de la televisión. Y eso se va a dar conmigo, ya lo veréis”, afirma entre risas.

En la gran pantalla estrenará ‘Despido procedente’, un película que mezcla dos mundos: España y Argentina, la historia de ejecutivos internacionales, tiburones que no valen para ser tiburones. Una comedia con grandes dosis de acción que incita a una crítica social con humor, una propuesta diferente que hacer reír y reflexionar al mismo tiempo. “Conocí a su director en una piscina en traje de baño. Ahí no tuve nada que esconder”, sentencia.

Si se le pregunta de qué va la película, responde: “La revolución no la oirás en la radio, la revolución no la verás en televisión, la verdadera revolución no va a producir muertos, no va a derramar sangre. La verdadera revolución es el cambio de paradigma, es cambiar tu mente. Y esta película, habla de eso. Es algo como el 15M, un movimiento en el que lo más maravilloso fue la acampada, porque la felicidad no está en el resultado sino en el plan. Lo demás es la revolución de cada uno. Esta película es la acampada”, explica Arias, que comparte a su vez protagonismo con Hugo Silva y Dario Grandinetti.

despidoprocedente_1irenemeritxell.jpg

Con respecto a la actualidad, admite tener que medir sus palabras: “Tengo que ser muy escueto porque en mis circunstancias personales no puedo ser portavoz de nada”. Respecto al independentismo catalán, por ejemplo, afirma: “La paz se consigue clausurando el pasado con la unión de todos. Creo que en el perdón y en la reconciliación. De lo contrario, nos creeremos diferentes los unos de los otros. Y la diferencia siempre será un error que nos divida“.

Lo dirige, en su última película, Lucas Figueroa. Él es, junto al penúltimo director con el que trabajó, Javier Ruiz Caldera, de los pocos que ha entendido la necesidad que Imanol tiene de “transformarse”. Aunque en su dilatada trayectoria, guarde otros nombres: “Humberto Solás me enseñó, me protegió. Tengo un profundo amor por Vicente Aranda. Tengo un enorme recuerdo de Imanol Uribe. Martínez Lázaro es un ser que quiero. Todos, “menos uno y dos”, están en su corazón. Igual que él en el de muchos españoles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s