Palabras mayores en el estreno de la segunda temporada de ‘Radio Gaga’

Manuel y Quique padecen insomnio. El eco de una sala de baile les impide conciliar el sueño y comentan, agotados, cuándo acabará la juerga que unas plantas más abajo se trae un grupo de jubilados muy vitales. Están en Benidorm, la ciudad con más rascacielos por metro cuadrado después de Manhattan y un paraíso para la gente de la tercera edad. Ellos, los mayores, son los protagonistas del inicio de la segunda temporada de ‘Radio Gaga’, el programa que vuelve a #0 con la misma vocación que en su primera entrega: emocionar a través de la música y de la palabra, dando voz a la gente real que vive realidades normalmente silenciadas.

f3459805.jpg

Playa y vida para arrancar la temporada. En el primer episodio de esta nueva temporada, a Quique y Manuel, los conductores del programa, no les queda más remedio que subir la caravana a la azotea del hotel donde se pasarán las próximas 48 horas. A ritmo de ‘La fábrica de baile’ de Joe Crepúsculo una grúa asciende el vehículo hasta lo más alto. La música y la acción anticipan de qué va a ir este primer episodio: a pesar de que los protagonistas superen en su mayoría los 70, en el programa hay mucho baile, seducción e historias muy honestas. Y mientras Quique y Manuel esperan ya a que alguien entre en la caravana de esta radio hiper local, suenan The Beach Boys. Luz y optimismo en Benidorm. ‘Radio Gaga’ acaba de comenzar. La música y la palabra funcionan cuando se deja que fluyan.

p1c46u70d610su1ff02gp1f5q16055.jpg

A lo largo de cincuenta minutos escuchamos relatos de todo tipo que hablan del valor de la amistad o sobre lo corta que es la vida y las horas y días que a uno le faltan. No hay filtros, ni grandes alardes, sino honestidad y mucha sinceridad para hablar de seducción y sexo a los setenta, de la lucha y la fragilidad, de baile y de memoria. En definitiva, historias sobre la vida que divierten y emocionan al que habla y al que escucha. Una nueva temporada con más historias para hablar y compartir.

Por delante, Quique y Manuel tienen aún cinco capítulos más, uno de ellos rodado fuera de España, en la India, y muchas realidades que aún se desconocen en Granada, Madrid y Barcelona. Historias de adolescentes en plena lucha contra la anorexia y la bulimia, de familias que viven con el cáncer infantil, de conversos al Islam, de personas sin hogar o de varios voluntarios españoles que han hecho de la solidaridad su forma de vida. De todos ellos, tanto Quique y Manuel como los espectadores recibirán grandes lecciones vitales porque ‘Radio Gaga’ sigue hablando de lo que nos afecta a todos de una forma u otra: de la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s