ENTREVISTA | Leiva: “No me tomo muy en serio en el disco y eso creo que es importantísimo”

Con un disco bajo el brazo, la mitad de Pereza, Leiva, nos presenta sus monstruos más personales. Una entrevista en la que habla de sus próximos proyectos, su pasión por Argentina, la rutina de grabar un disco, el amor, la relación con el público…

LEIVA, CARA A CARA CON ÉL MISMO, en #comparte:

Después de tres discos en solitario ¿Cuesta seguir escribiendo canciones?

No hombre no, yo siempre estoy empezando. Con Pereza hicimos siete discos, en solitario llevo tres… Son diez discos pero creo que todavía tengo la fuente con agua, aún tengo muchas cosas que contar. Además en este año me han pasado muchísimas cosas y las canciones de este disco están interrelacionadas con todo este año, así que mientras mi vida siga siendo un tobogán tendré canciones.

 

Este disco tiene algunas letras desgarradoras. ¿Ha sido difícil escribirlo?

Tampoco es un disco donde esté mostrando todos los dramas de mi vida, no es un disco melancólico. Es un disco emocionalmente muy activo, me han ocurrido un montón de cosas y además los parones de gira son especialmente complicados para mí. Carlos Tarque lo define muy bien: “Es como si vas a 200 con tu coche y lo paras en seco, el coche se rompe”. Hicimos 120 shows en un año y de repente estás en tu casa y dices: “¿Qué es esto?”. Yo utilizo las canciones a modo terapéutico.

 

¿De qué hablas en ‘Monstruos’?

Es difícil responder sobre de qué va un disco cuando no es un disco conceptual. Hablo de muchas cosas. Me parece que es el disco en el que menos trato el tema de las relaciones sentimentales, quizá porque estaba más equilibrado en ese aspecto, pero creo que sí que hablo mucho de las relaciones humanas, de lealtad, de no protegerte, de la confianza…

¿En qué momento o con qué canción en concreto decides sacar esos ‘Monstruos’ a fuera?

No sé si fue en un momento concreto, pero es verdad que la canción ‘Breaking Bad’ o ‘Monstruos’ son un impás, donde realmente estoy contando algo muy de raíz y donde me estoy exponiendo bastante, contando algo muy mio. Quizás es en ese momento donde me doy cuenta que estoy haciendo un disco un poco confesional y me parecía que ‘Monstruos’ se ajustaba a lo que estaba contando. También me gusta que la portada tenga sentido del humor y no sea una cosa solemne y sesuda, no me tomo muy en serio en el disco y eso creo que es importantísimo.

¿Cómo te hace sentir que te haya “fichado” el maestro Sabina?

Es algo emocionante, muy inspirador, trabajar con él, hacer canciones juntos… Porque el disco lo hemos compuesto juntos, y que Joaquín deposite esa confianza en mi y me regale esas tardes maravillosas de tocar juntos, está siendo un episodio del que difícilmente pueda olvidar. Me ha tocado un premio y tengo que disfrutarlo.

Argentina ha marcado un antes y un después en tu vida, esas canciones que son casi himnos futbolísticos… ¿Hasta qué punto influye en ti esa cultura?

Mucho, muchísimo. Argentina me da muchas cosas porque tengo una vida diferente allí, soy totalmente anónimo y gozo de un rol personal y profesional diferente, puedo irme allí y nadie me conoce, participo en la escena independiente, toco en salas pequeñas y vuelvo a vivir cosas que aquí hace tiempo que vivo de otra manera, eso ya es inspirador. Luego me gusta la ausencia de prejuicios que tienen con la música, me gusta su música y me gusta ese punto de “canción himno futbolero”, no sé como explicarlo pero vas a cualquier estadio y los cánticos de cada afición son realmente geniales, no son una letra que se han hecho en cinco minutos. Voy a Argentina y me gusta casi todo lo que veo.

¿Cuáles son los monstruos del Leiva actual?

Yo soy especialmente miedoso con la enfermedad, soy muy hipocondríaco, acariciando la paranoia (risas). Ese es un miedo que me persigue mucho y también me persigue el miedo de que con cada disco nuevo, la gente no va a estar. No sé por qué, porque siempre están, pero siempre tengo un miedo tremendo a hacer un disco y que la gente no lo entienda y se marchen. Suelo sufrir antes de que las cosas ocurran, creo que fue Churchill el que dijo “Me pasé la vida sufriendo por cosas que luego no ocurrieron”. Me identifico, para mi desgracia, bastante con esa frase.

 

Ha habido una evolución clara desde ‘Diciembre’ a ‘Monstruos’, en el que has encontrando un estilo más propio, dándole mucho peso a Carlos Raya y abandonando lo anterior. ¿Cómo sientes tu esa evolución, dirías que es tu mejor disco?

Es difícil desde dentro ver todo lo que dices, si que creo que es mi mejor disco pero lo que yo crea no es importante, todo son canciones y eso es lo único más importante, este disco en mi opinión tiene mejores canciones que ‘Pólvora’ y ‘Diciembre’. De Pereza no lo puedo decir porque tenía un compañero que también hacía canciones maravillosas. En cuanto al estilo no tengo tan claro que haya cambiado tanto. Me gustaría pensar que esa parte fresca que tenía Pereza no la he abandonado e igual algún momento reaparece. He pasado a otra pantalla y lo que ocurría en Pereza difícilmente volverá a ocurrir estando yo solo, pero sí que creo que el espíritu y el entusiasmo lo sigo manteniendo.

‘Monstruos’ ha sido número 1 de ventas en España. ¿Te lo esperabas?

De alguna manera yo no pertenezco al grupo de artistas vendedores de discos, pertenezco más a los que convocan en directo, yo vivo de los directos. Ni con Pereza eramos vendedores de discos. Yo nunca espero ser número uno en ventas. No sufriría si fuese el número 3, si fuese el 50 diría que putada, pero no soy de los que piensan que si soy número 3 las cosas van a ir a peor. Me preocuparía más si empezará a meter a la mitad de gente a los shows que antes. ¿Dónde está posicionado el disco? Hoy no tengo ni puta idea de donde está situado el disco.

¿Deberían los artistas volver al modelo de negocio de los directos más que a la venta de discos?

Creo que ya se está haciendo. Ahora mismo, si te metes en la música y piensas que vas a vivir de la venta de discos, estás muerto. El estado natural de un músico es el escenario y creo que lo de vender discos es más complicado. Cuanto más toques y más construyas el directo, más larga será tu carrera. Esa es mi sensación, no es una verdad absoluta, pero yo creo que será mejor cuanto más cuides tu directo.

 

Hablando de directos, el apoyo de tus fans te ha llevado a actuar el próximo 30 de Diciembre en el Barclaycard Center, vendiendo más de 2000 entradas en un día. ¿Cómo te sientes?

Eso es lo realmente emocionante y ahí es donde está el termómetro. Comunicarte con tus canciones y que la gente quiera verte en directo, es de lo que más orgulloso estoy y es lo que más ilusión me provoca.

¿Qué estás preparando para la gira?

Tampoco estamos preparando una cosa con mucha pirotecnia (risas). Somos la misma banda pero sí que estamos preparando una iluminación especial y creo que este disco es muy de directo, creo que las canciones de este disco van a ser muy con el público. Me da la sensación de que va a ser un concierto muy vivo, tenemos un par de sorpresas, pero poco más puedo decir. Tampoco somos una banda que vayamos a salir volando al escenario. (risas)

Después de tantos años con la Leiband. ¿No os entran ganas de grabar un disco en directo?

Si, esta es la eterna duda, yo soy un poco paranoico y las veces que se ha planteado grabar un concierto, incluso con Pereza en Las Ventas y todos los Palacios de después, me ha parecido que le iba a dedicar toda mi energía a que estuviera bien grabado y me iba a perder la emoción de tocar y no me compensaba. Pero creo que en algún momento tenemos que aprovechar este momento y grabarlo, no sé cuándo ni cómo, pero lo normal, que en Sony me van a matar, sería grabarlo en esta gira o en la siguiente. Y no necesariamente tiene que ser en un sitio grande, fíjate el disco de Sidecars que bonito es siendo en un sitio pequeño, estoy pensando cosas.

Una pregunta en relación al próximo single. ¿Cuál crees que elegiría la gente y cuál elegirías tu?

Para mí el próximo single debería ser ‘La lluvia en los zapatos’ o ‘Dejándose caer’, pero para elegir single hay que tener más criterios que los impulsos, pero tiene pinta de que será la primera de mis opciones.

 

Hay dos canciones que nos llaman especialmente la atención en este disco y que se salen de esa temática de relaciones amorosas de discos anteriores: ‘Electricidad’ y ‘Medicina’. ¿Qué nos puedes decir sobre ellas?

‘Electricidad’ es la primera canción que hice para este disco y nace de un sentimiento de traición, cuando te das cuenta de que has depositado la confianza en alguien equivocado, esa sensación de desazón me impulsó a escribir esa canción, pero sin rencor, porque en el fondo tiene hasta sentido del humor. Son canciones que tratan de algo que le ha pasado a todo el mundo, todos nos hemos equivocado con alguien, has tenido una buena sensación y luego te has equivocado. Toda esa electricidad, esa chispa que teníamos… No eran para tanto. 

Fin.

Por Miguel Álvarez Rodríguez. 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s