CRÍTICA: ‘Batman v Superman: El amanecer de la justicia’

Desde que en 1941 apareciera la cabecera ‘World´s Finest’ han sido muchos los enfrentamientos que los dos grandes héroes de DC han tenido en cómic. Seguramente Bob Kane, Bill Finger, Jerry Siegel y Joe Shuster no imaginaban cuando crearon a Batman ySuperman que sus dos personajes se enfrentarían entre sí. Pero si hay una lucha que ha supuesto un antes y un después, es la que Frank Miller ideó en 1986 dentro de la miniserie‘The Dark Knight Returns’. El Último Hijo de Krypton flaqueaba ante un veterano Caballero Oscuro que contaba con la ayuda de Green Arrow. 30 años después de aquellas páginas, el director Zack Snyder ofrece al mundo su visión de este titánico enfrentamiento. ¿Rotundo éxito o tremendo fracaso?

Snyder ha demostrado a lo largo de su carrera que sabe adaptar e incluso hacer translaciones de cómics logrando resultados asombrosos. La estética de ‘300’ creó un punto de inflexión que ha sido copiado por multitud de series y películas, mientras que la oscuridad y sobriedad de ‘Watchmen’, pese al descontento de Moore, volvió a sentar un precedente en el género superheroico. El auge de las películas de Marvel y la llegada del Nuevo Universo DC al cine han creado dos marcadas líneas que diferencian de forma notable a sus públicos. Si ‘El Hombre de Acero’ ya vaticinaba un estilo más oscuro y adulto, ‘Batman v Superman: El amanecer de la justicia’ (‘Batman v Superman’ a partir de ahora) no ha hecho más que confirmar esa marcada diferencia. La rivalidad de los aficionados del mundo del cómic da el salto a la gran pantalla.

‘Batman v Superman’ es un cómic en movimiento, para bien y para mal. La estructura y montaje inicial, donde se nota que ha sido eliminado bastante metraje con el fin de agilizar la película, requiere un esfuerzo extra para el espectador medio de este tipo de películas. A su vez, se le da demasiada importancia a ciertas escenas banales, mientras que otras, de mayor interés, pasan casi desapercibidas. Es decir, Snyder asume en ocasiones que el espectador necesita ser conocedor de todos los detalles, mientras que en otras entiende que no es necesario y que logrará sacar conclusiones propias.

Pese a que en un cómic podemos volver una y otra vez a leer una viñeta, en la película nos encontramos con una gran cantidad de escenas dispares entre sí que bombardean con ideas y personajes al espectador, exigiendo que este esté atento para no perder el hilo. Hecho fomentado por las prisas en crear el Universo Cinematográfico de DC. Pero, al igual que los buenos cómics está concebidos para ser releídos con el fin de extraer todos sus detalles,‘Batman v Superman’ ha sido ideada para ser vista varias veces. Partiendo de este punto, el dinamismo y el estilo de la película marcan una gran diferencia con las propuestas por Marvel.

La película busca desde el inicio profundizar en temas bastante interesantes. Por un lado tenemos a un Luthor con unas frases magistrales, donde filosofa sobre el concepto de independencia y la ecuación entre poder absoluto y bondad absoluta, clara alusión a lo visto en el cómic homónimo de Azzarello y Bermejo. Pero lamentablemente, el papel interpretado por Jesse Eisenberg vuelve a sufrir el mal de Gene Hackman: presentarnos a un villano de corte histriónico que dista mucho del psicópata calculador y frío de los cómics. De hecho, parece que el actor se ha encasillado en el mismo tipo de actuación, ya que los tics y gestos que utiliza son los mismos que ha usado en otras películas.

XDRvKSL.jpgPor otro lado, el corte dramático que inspira la rivalidad entre Batman y Superman no termina de solidificarse. Tal vez el estreno previo de la película en solitario del Caballero Oscuro podría haber sentado una base para desarrollarlo mejor y dinamizar la película. Eso sí, el enfrentamiento entre los dos héroes se convierte en el sueño hecho realidad de los fans de ambos personajes. Con claras alusiones al mencionado ‘The Dark Knight Returns’ de Frank Miller, hay escenas y diálogos calcados del cómic.

Otro hecho que muchos temíamos y que por suerte Snyder ha sabido desarrollar impecablemente es la muerte de los Wayne. Cansados de haber visto la historia una y otra vez, el director opta por narrarla en los títulos iniciales. Todo un acierto.

En cuanto a los personajes, los temores sobre Ben Affleck como Batman desaparecen. El actor logra interpretar satisfactoriamente tanto al Guardián de Gotham como a un maduro Bruce Wayne. En el caso de su mayordomo, Alfred, que encarna Jeremy Irons, lo difícil sería que no lo hiciera bien. Gal Gadot, aunque queda relegada a un tercer puesto, tiene bastante relevancia en la parte final de la cinta, con una banda sonora propia que choca drásticamente contra la que lleva sonando desde el inicio, algo que sorprende y se agradece. La amazona demuestra de forma clara que es una guerrera innata y que lleva años luchando contra bestias monstruosas. En el caso de Henry Cavill no hay sorpresas, el actor continúa poniendo rostro de forma correcta a Superman. Finalmente, Amy Adams continúa siendo una Lois Lane irregular. En ocasiones es la intrépida reportera del Daily Planet y en otras no puede dar un paso sin la ayuda del héroe kriptoniano.

Aun así, conviene matizar ciertos puntos de ‘Batman v Superman’. En primer lugar, la película es una clara secuela de ‘El Hombre de Acero’, por lo que quien no la haya visto,no entenderá la mayor parte de las referencias. Un segundo aspecto es que la película se debe considerar una creación artística nueva, que aunque bebe de varios cómics, se toma varias licencias propias que no deberían molestar a los fans del cómic, o ¿acaso existe un canon invariable en el Universo DC? Pero por otro lado, hay una escena en concreto que solo los más conocedores del noveno arte sabrán entender, algo que demuestra que Snyder ha querido satisfacer a los lectores en lugar de a un público general, sobre todo porque la escena dura varios minutos. El tercer y último punto, es que el clímax final de la cinta es épico, una auténtica lucha entre dioses y demonios de la mitología moderna digna de los mejores cómics de la Trinidad de DC.

Otro detalle que merece ser comentado es la aparición de varios miembros de la Liga de la Justicia, cuyas escenas parecen haber sido metidas con calzador en el metraje. Realmente no aportan nada a la trama, salvo saber que existen más personajes con poderes, algo que se podría haber presentado con más calma en otra película.

Podemos así decir que ‘Batman v Superman’ es una gran película de superhéroes, que como todas, tiene fallos, a pesar de que estos no hagan que la cinta pierda interés. Supera a ‘El Hombre de Acero’, tanto por narrativa como por fotografía, pero no lo hace con la banda sonora, de la que toma varias piezas, aunque innova con la de Wonder Woman.

Con todo lo explicado, solo queda un punto por matizar, el gran fallo de ‘Batman v Superman’: su tráiler. Quienes hayan visto el anuncio de la película conocerán prácticamente todos los principales detalles y hasta incluso diálogos, por lo que habrá desaparecido toda sorpresa. Estamos en un periodo en el que parece que las películas tienen que desvelar todo en su campaña de marketing, logrando que los espectadores ya conozcan de antemano a los héroes y villanos de la película, así como el desenlace de estos.

Por Jon Sedano, de La Casa de EL (Síguelo en Twitter en @JonSedano)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s