Becarios gratis, podría ser peor

Para ser buen periodista, dicen, hace falta contar con una buena dosis innata de vocación. Vocación sinónimo de resignación. Obligados a canalizar el deseo por conseguir un futuro estable a corto plazo. Aletargando nuestras aspiraciones a sabiendas de que, antes si quiera de tener la oportunidad de formar parte del negocio, tendremos que pasar por…